33 2 297200
Seleccionar página

El espacio se financia con recursos propios e inició su funcionamiento antes de la llegada del invierno por las bajas temperaturas registradas en la comuna.  

En la ex Escuela Limachito, un grupo de funcionarios municipales atiende y contiene a personas en situación de calle. La temperatura mínima registrada durante esta semana en la comuna fue de -1 grado y el municipio consideró imperante adelantar el funcionamiento del albergue para recibir a personas sin hogar.

El alcalde de Limache, Daniel Morales, comentó “Tomamos la decisión de iniciar nuestro programa de albergue e iniciarlo con recursos propios. Habilitamos la ex Escuela Limachito para que puedan llegar a dormir, a descansar, a capear el frío, a vivir un invierno en condición de dignidad (…) este albergue tiene condiciones distintas, tiene un número importante de voluntarios que están trabajando en el tema sanitario, en el acompañamiento, en la línea de la alimentación. Hay muchas personas que quieren colaborar y nosotros queremos que la gente sienta este albergue como propio. Creemos que el éxito de un programa social es hacer que muchas personas participen y se haga comunidad”.

El espacio ofrece hospedaje con habitaciones climatizadas, alimentación, controles de salud, higiene y espacios para el esparcimiento y el ocio. Las personas que pasan la noche en el albergue son testeadas diariamente por el COVID y serán aisladas si están enfermos. Un grupo de mujeres de la Iglesia de Lourdes y de la comunidad musulmana de Limache apoyan el proceso de preparación de los alimentos y el servicio en el comedor. El municipio inició una campaña para reclutar más voluntarios para labores de limpieza y atención por turnos.

El Director de Desarrollo Comunitario, Luciano Valenzuela, destacó el carácter colaborativo del trabajo: “tendremos distintos procesos de voluntariados, algunos van a poder acompañarnos in situ y otros hacer donaciones o participar de programas. Por ejemplo, tejer una manta para apoyar a las personas en situación de calle, donar calcetines para aquellos que no los tienen, la idea es colocarnos en los zapatos de aquellos que les falta. Existirá un ropero municipal y una biblioteca abierta para que todas las personas que son parte de este albergue sientan este proceso de intervención de forma integral”.

La encargada municipal del albergue municipal, Javiera Hernández, comentó: “la idea es darles dignidad. Que después de este albergue puedan tener una vivienda, arrendar, irse a un lugar de larga estadía o que consigan un trabajo, que se vinculen con el medio o contactarlos con redes familiares que perdieron con el tiempo. Dignificar y no victimizar”.

El horario de ingreso al albergue es entre las 18:30 y las 19:30 horas y la salida a las 10 de la mañana del día siguiente. Las personas que quieran hacer donaciones de alimentación o artículos de aseo pueden contactarse al correo jhernandez@munilimache.cl o en los links a continuación.