FAMILIAS DEL CESFAM LIMACHE VIEJO FUERON CAPACITADAS EN RECURSOS DE MEDIACIÓN LECTORA QUE ESTIMULA EL LENGUAJE EN NIÑAS Y NIÑOS DE TEMPRANA EDAD

Se trata del taller “Recursos de Mediación Lectora y Simbólica en los Cuentos de Hadas”, proyecto financiado por Fondos de Cultura convocatoria 2021 postulado y ejecutado por el Colectivo Pájaras en Vuelo. Sus relatoras fueron la actriz y gestora cultural Sara Sophia y Katia Guaquiante, profesora de artes e ilustradora y mediadora de lectura. En el marco de esta iniciativa se capacitaron a 20 familias, usuarias de la Sala de Estimulación del Centro de Salud Familiar Limache Viejo.  

Uno de esos focos es el desarrollo cognitivo y social de los niños y niñas centradas en el desarrollo del lenguaje y reconocimiento y aceptación de vivencias en edad temprana.  

El taller consiste en trabajar con familias que estén asociadas a los CESFAM, en el caso de Limache trabajamos directamente con la Sala de Estimulación Temprana, donde se atienden a niños y niñas que tienen problemas con el lenguaje, ya que el proyecto está abocado a transferirle conocimientos del por qué es importante la narración en voz alta a los niños pequeños y también rescatar los relatos folclóricos antiguos, más conocidos como los cuentos de hadas, como la Caperucita Roja, Hansel y Gretel, la Cenicienta, entre otros, pero en sus versiones originales, como una forma también de desmitificar los prejuicios que como adultos hemos ido incorporando con el maquillaje de Disney”, explicó Sara, una de las contadoras. 

EN EL MUNDO DE LOS NIÑOS 

El taller permitió a madres usuarias y funcionarias descubrir técnicas esenciales para el desarrollo de sus hijos. Descubrieron, además, el significado de los símbolos (arquetipos) y del mundo que les rodea en su primera infancia, mediante las recopilaciones de cuentos de los hermanos Grimm.  

En este sentido, Sophia explicó que los arquetipos los encontramos, “cuando aparece un árbol en un cuento, un castillo, un zapato, todo aquello tiene un símbolo y eso ayuda a que los niños que viven en un mundo de imágenes puedan comprender más de sí mismos. A esto se suma la visión de un psicoanalista que nos presenta el cómo todos estos arquetipos ayudan también al niño a poder entenderse en sus lugares oscuros sin tener prejuicio de eso, no sentir que la infancia hay que embellecerla y que todo tiene que estar bien, esto permite que los niños se reconozcan y se entiendan mejor”. 

Esther Leiva Ruiz, directora del Departamento de Salud y CESFAM Limache Viejo, valoró que este trabajo pudiera desarrollarte en este centro de salud joven, donde se está construyendo el sello que necesita su comunidad.  

“Este proyecto es muy beneficioso para las familias y se conecta plenamente con nuestro trabajo y objetivos como CESFAM. El aprendizaje de técnicas de lectura, los insumos que recibieron las familias para potenciar el desarrollo cognitivo de los niños y niñas, además de reforzar el lenguaje desde una mirada no clínica, nos demuestra que podemos avanzar en conjunto. ¿Quién dijo que la cultura no tiene que ver con salud? bueno, con este taller queda demostrado que se puede y es por ello por lo que quiero agradecer que el colectivo Pájaras en Vuelo haya permitido ejecutar este proyecto tan lindo en nuestra comuna, con nuestros usuarios de la sala de estimulación y con los hijos de nuestras funcionarias también”. 

En tanto, Carmen Henrrich, una de las participantes, explicó que, “entramos al taller, porque mi hija Paula tenía dificultad del habla y desde la sala de estimulación nos derivaron para esa actividad y la verdad nos fue súper bien, porque es un proyecto donde realmente nos muestran cómo funcionan nuestras cuerdas vocales, cómo los sonidos pueden influir en nosotros y en los niños. Aprendí que a veces uno subestima mucho a los niños y cree que porque son pequeños no van a captar cierta información, pero es totalmente diferente. Prueba de eso fue el día que contamos el cuento en el CESFAM, todos los niños estaban súper atentos y yo quedé muy sorprendida, porque no eran las expectativas que tenía”. 

Cada participante recibió una distinguida colección de cuentos de los hermanos Grimm, así como estanterías con literatura infantil que estará disponible en la Sala de Estimulación del CESFAM con el objetivo de poder establecer un lugar de lectura dentro del recinto de salud.