Luego de haber sido consumida por el fuego, los vecinos de Limache esperaban con ansias el pan que tanto echaban de menos y que hoy ha vuelto a sus mesas.

Hace cerca de 20 años Enzo Peirano administra el negocio que ha pertenecido a su familia por muchos más. La Panadería San Francisco es una de las más famosas de la comuna y el año pasado fue consumida por las llamas de un gran incendio.

Hoy a casi un año exacto del siniestro, vuelve a abrir sus puertas al público que esperó con ansias este momento. La familia Peirano recuperó su gran sustento y el lugar que significa tanto para ellos, pues ha sido parte de toda su vida.

Al enterarse de lo que estaba ocurriendo, Enzo señaló que “no lo creíamos, cuando lo ves de afuera o en las noticias es diferente, pero que te pase a ti es muy difícil”; sin embargo, agregó que ahora “siento alegría porque ya estamos de vuelta y por todo el apoyo que la gente nos brindó”.

Asimismo, comenta que “con el alcalde conversamos el año pasado, en septiembre, y nos ofreció toda la ayuda posible. Ahora fui a hablar con él porque necesitaba el apoyo de la Municipalidad en algunos aspectos y fue inmediato, incluso delante de mí sacó el teléfono e hizo las gestiones. Así que todo muy bien”.

Por su parte, el edil indicó que “da gusto ver cómo la fortaleza de los emprendedores y comerciantes finalmente se impone a las adversidades que la misma naturaleza o la contingencia nos presentan. Hace casi un año sufríamos en la madrugada un incendio que hizo perder toda esta esquina y hoy vemos que todos ellos han levantado sus negocios, reiniciado sus actividades económicas, vuelto a dar empleo y a entregar los productos que la gente de Limache buscaba”.

Pero no sólo Enzo y su familia se vieron afectados por el incendio, por eso los trabajadores de la panadería, que hoy vuelven a ejercer su oficio, también se encuentran muy contentos con la reapertura. Cristián Romero menciona que “estas cosas son emocionantes cuando uno tiene un trabajo y lo ama, sobre todo el de panadero que es tan hermoso. Había que tirar para arriba, volver a empezar y en eso estamos, ahora de vuelta”.